Toluca, México, 4 de abril de 2019 COMUNICADO DE PRENSA No. 0630

REGULAN LOS PUNTOS DE ACUERDO DE LA LEGISLATURA PARA MEJORAR SU UTILIDAD PÚBLICA

Fortalecer la capacidad de la Legislatura para inducir a entidades públicas, al cumplimiento oportuno de sus tareas, a la resolución de la problemática social, y en su caso, al ejercicio de rendición de cuentas, es uno de los propósitos de la reforma al Reglamento del Poder Legislativo del Estado de México por la que se reglamenta el proceso legislativo de los puntos de acuerdo, aprobada por unanimidad de la 60 Legislatura.

El dictamen presentado al Pleno por el diputado Omar Ortega Álvarez, coordinador del Grupo Parlamentario del PRD, autor de la iniciativa, señala que esta reforma contribuye a dar basamento legal a los puntos de acuerdo como instrumentos jurídicos que vigorizan la capacidad de gestión e inducción de la Legislatura sin afectar la autonomía e independencia de los poderes públicos. La reforma, indica el documento, favorece la gestión que se inscribe en el equilibrio de los Poderes y que se lleve a cabo para concurrir a la solución de la problemática que se presenta en el estado.

Las modificaciones a los artículos 42 y 72 del Reglamento del Poder Legislativo incorporan las proposiciones con punto de acuerdo como una de las materias que se abordan en la conformación del orden del día de las sesiones.

Establece que la propuesta de punto de acuerdo deberá tener una definición específica que la describa; norma el derecho de iniciativa de cada legislador de forma individual, con independencia de la facultad concedida a la Junta de Coordinación Política; señala la inclusión de un apartado específico para su desahogo en el orden del día de las sesiones, y el tiempo necesario para su discusión en el pleno, así como el proceso para su dictamen o preclusión.

De esta forma los puntos de acuerdo deberán registrarse ante la presidencia de la Legislatura o la Secretaría de Asuntos Parlamentarios y contener una propuesta específica de acuerdo, petición o declaración institucional.

Podrán presentarse individualmente o en nombre de alguno de los Grupos Parlamentarios en un tiempo de hasta cinco minutos y ninguna proposición podrá discutirse en el Pleno sin que primero pase a la comisión o comisiones y éstas dictaminen.

En caso de resultar positivo el dictamen, se remitirá a la Directiva a fin de que se enliste en el orden del día de la sesión para que se programe su discusión y votación, aunque en caso negativo se comunicará al autor, y si persiste el interés de discutirse se someterá al Pleno para su resolución.

El documento indica que solo podrá dispensarse el requisito de dictamen de las proposiciones que por acuerdo se califiquen como de urgente o de obvia resolución; que el número de proposiciones que podrán registrarse en cada sesión será el que la Conferencia para la Dirección y Programación de los Trabajos Legislativos determine; que el retiro de una proposición corresponderá solo a su autor, y respecto a las que se presenten a nombre del Grupo Parlamentario, el retiro podrá hacerlo el coordinador correspondiente, pero en ambos supuestos deberá solicitarse a la Directiva antes de iniciar su discusión en el Pleno.