Toluca, México, 08 de junio de 2019 COMUNICADO DE PRENSA No. 0821

AUTORIDADES RESPONSABLES DE DICTAR POLÍTICAS SOBRE MANEJO DE RESIDUOS Y DE FOMENTAR LA PARTICIPACIÓN SOCIAL

Al afirmar que la responsabilidad de dictar las políticas públicas sobre el manejo de los residuos sólidos es de quien gobierna, Ernesto Aguirre Cámara, director del Centro de Investigación sobre Biodigestión Anaerobia, Residuos Urbanos, Composta y Energía (CIBRUC), resaltó que también a las autoridades les corresponde convencer a la ciudadanía de sumarse al cuidado del medio ambiente.

Durante el curso-taller ‘Gestión integral de residuos sólidos urbanos y de manejo especial como prevención y disminución de riesgos sanitarios’, organizado por el Grupo Parlamentario de morena en la 60 Legislatura estatal, el especialista en medio ambiente señaló que cuando expresamos que “el problema es de todos”, nadie hace nada, “por ello alguien tiene que entrarle y los gobernantes son los indicados, por eso los elegimos, para que sean los marquen la pauta a seguir en este tema”.

Ante la diputada María de Lourdes Garay Casillas (PES), presidenta de la Comisión de Protección Ambiental y Cambio Climático, y del diputado Max Agustín Correa Hernández (morena), organizador del curso, el ponente también destacó que en la medida en que se realice un adecuado ejercicio de planeación en los municipios, se desarrollarán metodologías sencillas que permitirán un adecuado manejo de los residuos sólidos urbanos, así como propuestas de solución en aras de dejar un mejor medio ambiente a las nuevas generaciones, así como ciudadanos más educados que en un futuro sepan cuidar su entorno y los recursos ambientales.

Resaltó que en este momento es importante realizar estudios sobre manejo de residuos en los dos mil municipios del país habitados por menos de 50 mil personas, ya que al ser tan pequeños no cuentan con los recursos suficientes para realizar adecuadamente esta tarea.

En seguida, Alfredo Alegría, presidente de CIBRUC, señaló que ninguna tecnología, equipamiento ni infraestrcutura para el tratamiento de residuos será suficiente y eficiente mientras en la etapa de recolección no se separen por su tipo y calidad.

Explicó que los residuos deben llegar a las plantas tratadoras separados por su calidad y tipo, de modo que sea más fácil clasificarlos y destinarlos al reciclaje. Cuando llegan mezclados es más dificil su tratamiento y menos posible su reúso, pues presentan incluso niveles de contaminación que lo impiden. Por lo anterior, enfatizó que “la separación es el origen de todo el proceso”.

Por otra parte, abundó, cuando no se hace esta separación los gobiernos locales desperdician recursos porque pagan a las empresas recolectoras por volúmenes de residuos que en muchos casos contienen más agua que el material esperado. Es el caso, por ejemplo, del papel y el cartón, explicó.

Manuel Sacristán, también de CIBRUC, explicó la importancia de levantar diagnósticos antes de emprender cualquier proyecto de este tipo. Dijo que todo proyecto para el tratamiento de residuos debe partir de un diagnóstico que permita conocer el tipo de los que más se generan en una localidad específica, la cantidad y volumen, sus condiciones y sus posibles aprovechamientos comerciales.

Un buen diagnóstico permitirá, además, realizar proyecciones a distintos plazos para el diseño de las mejores plantas tratadoras y las mejores estrategias de tratamiento, así como, en aquellos casos donde ya se realiza tal tratamiento, proponer moedlos laternativos o mejorar el que ya se práctica.

En esta misma mesa, Raúl Arroyo, de la empresa distribuidora de productos hechos con materiales reciclados Ciclo, con sede en Tijuana, se pronunció por aprovechar las teconologías para generar conciencia entre las nuevas generaciones y motivarlas a participar en actividades de protección ambiental.

Se trata, dijo, de promover una “generación verde” que haga uso de sus redes digitales para educar y convencer en esta materia, para promover el uso de productos hechos con materiales reciclados, para negarse al uso de productos contaminantes y difíciles de reusar. Afirmó que su empresa lleva a cabo está tarea en Tijuana con resultados positivos, por lo que tal vez pueda replicarse en todo el país.

Los participantes en el curso-taller, servidores del ámbito municipal, lamentaron que no se presentaran los alcaldes mexiquenses y la ciudadanía para que se involucren en los temas del manejo de los residuos; también señalaron que información científica existe desde el siglo pasado, lo que falta es voluntad política para dar solución a los problemas que generan los residuos, y señalaron que la educación es una de las vías para rescatar el planeta y dejar un mundo mejor a las nuevas generaciones.