Toluca, México, 12 de septiembre de 2019 COMUNICADO DE PRENSA No. 1165

SE ASEGURARÁ MAX CORREA DE QUE EL SISTEMA DE ALERTAS SEA INSTRUMENTADO

El diputado Max Agustín Correa Hernández, presidente de la Comisión de Protección Civil de la 60 Legislatura mexiquense, afirmó que dará seguimiento al Sistema Múltiple de Alertas Tempranas y Emergencias en el Estado de México hasta su implementación para que no quede solamente en el ámbito legislativo.

Al encabezar los trabajos del Taller “Integración de Municipios Mexiquenses al Sistema de Alerta Sísmico Mexicano”, en el que participaron representantes de 38 coordinaciones municipales de Protección Civil y de la Universidad Autónoma del Estado de México, el legislador explicó que la nueva normativa contenida en el decreto 56, publicado en el Periódico Oficial Gaceta del Gobierno el pasado 12 de junio, obliga a los municipios y al gobierno estatal, así como a los particulares, a participar en la consolidación del Sistema de Alertas de la entidad.

Dicho decreto, que busca integrar a los municipios mexiquenses al Sistema de Alerta Sísmica Mexicano, incluye aspectos de carácter presupuestal para que los municipios y el gobierno estatal propicien su implementación, dijo el legislador ante personal de protección civil de Acolman, Apaxco, Cuautitlán, Huixquilucan, Lerma, San Mateo Atenco, Tejupilco y Toluca, entre otros.

El legislador también informó que la comisión que preside trabaja para lograr la armonización con la Agenda 2030 de las Naciones Unidas, a fin de que la protección civil tenga un enfoque de gestión integral de riesgos, razón por la cual propuso agregar este concepto a la denominación de la actual Comisión de Protección Civil y con ello aumentar sus atribuciones.

De esta forma, indicó, atenderán otro tipo de fenómenos que afectan a la población mexiquense, como las lluvias atípicas, los riesgos para las personas que viven cerca de las zonas industriales o la existencia de una falla en el municipio de Acambay, en cuyo monitoreo es necesario invertir recursos.

Mario Ruiz Velázquez, representante del Protocolo de Alerta Común (CAP) de la Organización Meteorológica Mundial, habló de los cuatro componentes que debe considerar el Sistema de Alertas: conocimiento del riesgo, servicios de monitoreo, servicios de alertamiento y capacidad de respuesta, lo cuales tienen el propósito de identificar los riesgos y su grado de peligrosidad, avisar oportunamente a la población sobre las situaciones de emergencia e implementar protocolos comunitarios para disminuir los tiempos de respuesta.

Destacó la importancia de que el sistema de alertas brinde información oficial que esté disponible antes, durante y después de una emergencia y contribuya a la eficiencia de quienes intervienen en la protección de las personas.

Óscar Huerta Martínez, contralor del Centro de Instrumentación y Registro Sísmico, informó que para su funcionamiento, el Sistema de Alerta Sísmica requiere 55 millones de pesos al año. Apuntó que cada país debería invertir al menos un punto de su Producto Interno Bruto total en protección civil, por lo que el costo del Sistema de Alerta Sísmica, que ha sido de aproximadamente 350 millones de pesos en sus 30 años de servicio, ha sido mínimo.

Aseguró que hace falta instalar 66 estaciones en diferentes puntos del país, además de las 96 que ya existen, a fin de ampliar la cobertura, pues hay lugares de gran actividad sísmica, como Chiapas y Veracruz, donde no se cuenta con esos mecanismos.

El comandante Hugo Antonio Espinosa Ramírez, director de Protección Civil y Bomberos de Toluca, señaló que la mayor contribución que los municipios pueden hacer para proteger de la población es difundir los Atlas de Riesgos, ya que son la base de una adecuada respuesta ante este tipo de eventualidades.

Los comandantes Miguel Ángel Román González y Javier Torres Correa, coordinador y técnico operativo de Protección Civil del municipio Melchor Ocampo, respectivamente, coincidieron en que el principal problema de los municipios para establecer el Sistema de Alertas Tempranas es la falta de presupuesto, por lo que consideraron que se debe sensibilizar a los alcaldes para que asignen los recursos necesarios.

Entre los elementos básicos para que los municipios empiecen a transitar hacia el Sistema de Alertas Tempranas destacaron la capacitación de los integrantes de las áreas de Protección Civil y de la ciudadanía, la instalación de un centro de un monitoreo sísmico y la construcción de redes de comunicación entre la población.