Toluca de Lerdo, México, 19 de marzo de 2020 COMUNICADO DE PRENSA No. 1823

OTORGAN CATEGORÍA DE CIUDAD A SAN FELIPE DEL PROGRESO

Por unanimidad de votos, la 60 Legislatura aprobó elevar a categoría de ciudad a la villa conocida como San Felipe del Progreso, perteneciente al municipio del mismo nombre, de acuerdo con la iniciativa presentada por el titular del Ejecutivo estatal.

En sesión del Quinto Periodo Ordinario, la legisladora María Mercedes Colín Guadarrama, presidenta de la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales, dio lectura al dictamen, el cual especifica que el lugar fue declarado villa desde hace 141 años y que el 22 de abril de 2019 el ayuntamiento de San Felipe del Progreso aprobó elevarla a categoría a ciudad.

El dictamen, elaborado por las comisiones de Gobernación y Puntos Constitucionales y de Legislación y Administración Municipal, establece que ambas comisiones buscan dar respuesta a la población y a la propia realidad actual de la villa, para que la categoría política sea concordante con su desarrollo y le permita seguir prosperando en beneficio de la comunidad y del municipio.

Además, detalla el documento, la Ley Orgánica Municipal del Estado de México precisa que las localidades podrán tener la categoría política de ciudad cuando cuenten con más de 15 mil habitantes; servicios públicos; servicios médicos; equipamiento urbano, hospital, mercado, rastro, cárcel y panteón; instituciones bancarias, industriales, comerciales y agrícolas, así como centros educativos de enseñanza preescolar, primaria y media superior.

El cambio de categoría política tiene también el propósito de garantizar del desarrollo sostenible y una planeación basada en el reconocimiento de la función social, económica, cultural y ambiental, así como la garantía de los servicios públicos, ordenamiento territorial que incluya al medio ambiente, gestión sostenible del agua, regulación del suelo, desarrollo rural, vivienda, infraestructura física y tecnológica; espacio público y convivencia social; accesibilidad y movilidad; vulnerabilidad, prevención y mitigación de riesgos; bienestar social y patrimonio cultural.