Toluca de Lerdo, México, 20 de septiembre de 2020 COMUNICADO DE PRENSA No. 2241

PROPONE GRUPO PARLAMENTARIO DEL PRD INICIATIVA DE LEY DE REPRODUCCIÓN ASISTIDA

• Madres y padres de familia deben tener derecho a decidir la formación que recibirán sus hijos, plantea la bancada del PAN.

La diputada Araceli Casasola Salazar propuso, en nombre del grupo parlamentario del PRD, expedir la Ley de Reproducción Asistida para el Estado de México que pretende hacer efectivo el artículo 4 de la Constitución mexicana, el cual establece que “toda persona tiene derecho a decidir de manera libre, responsable e informada sobre el número y el esparcimiento de sus hijos”.

Este derecho, indicó la legisladora al presentar la iniciativa de ley, también dará cumplimiento a la tesis de la Suprema Corte de la Justicia de la Nación de 2019 según la cual las parejas de matrimonios homosexuales tienen derecho a la reproducción asistida.

En sesión deliberante, la legisladora reconoció que el tema ha desatado debates delicados, ya que toca aspectos éticos, morales y sociales, así como con las definiciones personales de lo que es una familia y como debe conformarse.

Sin embargo, indicó, es un deber como legisladores buscar siempre ser portavoces de las distintas realidades, pues la sociedad es dinámica y está en continuo cambio, y bajo esa lógica es necesario generar un marco jurídico adecuado. La iniciativa, fue remitida turnada a la Comisión de Asistencia, Salud y Bienestar Social.

PLANTEA EL GPPAN QUE PADRES DECIDAN EDUCACIÓN Y VALORES DE SUS HIJOS

En nombre del grupo parlamentario del PAN, el diputado Reneé Alfonso Rodríguez Yánez propuso reformas a la Constitución Política y a la Ley de Educación, ambas de la entidad, para establecer el derecho a la libertad de los padres o tutores a decidir la formación que recibirán sus hijos, bajo los principios y valores que estimen convenientes.

Conforme a la propuesta, es necesario que a los padres o tutores se les garantice el derecho a decidir la educación de sus hijos, como lo establece la Declaración Universal de Derechos Humanos (de la cual México es adherente) en su artículo 26, numeral tres, que a la letra dice “Los padres tendrán derecho preferente a escoger el tipo de educación que habrá de darse a sus hijos”.

Enviada para su dictamen a las comisiones de Gobernación y Puntos Constitucionales y de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología, afirma la necesidad de “darle la relevancia al derecho preferente y preponderante que tienen los padres de escoger el tipo de educación que habrá de darse a sus hijos, derecho humano inalienable, obligando al Estado a ofrecer una educación sustentada en principios científicos, no en principios ideológicos”.