LEY DE LA DEFENSORÍA DE OFICIO DEL ESTADO DE MÉXICO

TÍTULO PRIMERO
DISPOSICIONES GENERALES

Artículo 1.- La presente ley tiene por objeto regular la organización, atribuciones y funcionamiento de la institución de la Defensoría de Oficio del Estado de México.

Artículo 2.- La Defensoría de Oficio es una institución de orden público, indivisible y de interés social que tiene por objeto:

I. Proporcionar obligatoria y gratuitamente defensa en materia penal, en cualquier etapa del procedimiento, a las personas que lo soliciten, o cuando haya designación del Ministerio Público o del Juez;

II. Proporcionar gratuitamente patrocinio en materia civil y familiar siempre y cuando los solicitantes tengan ingresos mensuales menores a 120 días del salario mínimo vigente en el área geográfica donde radique el juicio. Tratándose de la parte actora, sólo será patrocinada en materia familiar y de jurisdicción voluntaria;

III. Proporcionar gratuitamente patrocinio en materia mercantil, siempre y cuando el demandado sea persona física, no comerciante, y el interés pactado sea superior al usual en el mercado o al bancario autorizado;

IV. Gestionar en los asuntos en los que intervengan menores e incapaces, su tratamiento y, en su caso, su remisión a las autoridades y establecimientos que correspondan;

V. Defender los derechos de los indígenas; y

VI. Proporcionar orientación y consejo jurídico a todas las personas que lo soliciten.

Artículo 3.- Los servidores públicos de la Defensoría de Oficio, disfrutarán de una remuneración adecuada en atención al servicio profesional que prestan.

Artículo 4.- Todas las autoridades administrativas del Estado tienen la obligación, dentro del ámbito de su competencia, de prestar auxilio a los defensores de oficio, facilitando el ejercicio de sus funciones y proporcionando gratuitamente la información que requieran, así como las certificaciones, constancias y copias indispensables para el servicio que realicen.

Artículo 5.- Cuando en materia familiar las dos partes en conflicto soliciten el patrocinio de un defensor en un mismo asunto, las dependencias o instituciones que presten un servicio similar deberán asumir la defensa de una de ellas. Tratándose de asuntos penales, serán atendidos por defensores diversos.

Artículo 6.- El personal de la Defensoría de Oficio se regirá por esta ley, los acuerdos y circulares que expida el Director General y otros ordenamientos jurídicos.

Artículo 7.- La Institución de la Defensoría de Oficio estará a cargo de una Dirección dependiente de la Secretaría General de Gobierno, la que coordinará y supervisará su funcionamiento, de acuerdo con las disposiciones de esta ley y demás ordenamientos legales aplicables.

TÍTULO SEGUNDO
DE LA DEFENSORÍA DE OFICIO

CAPÍTULO PRIMERO
DE SU INTEGRACIÓN

Artículo 8.- La Dirección de la Defensoría de Oficio, para el cumplimiento de sus funciones, estará integrada por:

I. Un Director;

II. Un Subdirector;

III. Los coordinadores regionales que el servicio requiera;

IV. Los jefes de los departamentos de Seguimiento y Control, de Servicios Periciales, Trabajo Social, de Informática y Estadística y Administrativo;

V. Un cuerpo de defensores de oficio adscritos al Ministerio Público investigador, a los juzgados de cuantía menor, penales, civiles y familiares y a las salas del Tribunal Superior de Justicia;

VI. Los auxiliares de los defensores de oficio; y

Vll. El personal administrativo que el servicio requiera.

Artículo 9.- Serán funciones de la Defensoría de Oficio las siguientes:

I. Atender los asuntos que le sean encomendados, dentro del territorio del Estado;

II. Atender la defensa en términos de ley desde el momento en que el inculpado tiene contacto con la autoridad investigadora, siempre que aquel no cuente con abogado particular;

III. Tutelar los intereses procesales de sus defendidos y patrocinados;

IV. Estar presente e intervenir en las diligencias de averiguación previa y en los procesos en defensa del inculpado, cuando éste lo solicite o cuando el Ministerio Público o el Juez designe al defensor de oficio;

V. Tramitar ante el Ministerio Público, el Juez o la Sala correspondientes, la libertad provisional bajo caución de los inculpados, en los casos en que proceda;

VI. Hacer valer las causas de inimputabilidad o excluyentes de responsabilidad en favor de los inculpados cuya defensa esté a su cargo, así como la prescripción de la acción penal;

VII. Denunciar en su caso, las violaciones a los derechos humanos que se detecten en la averiguación previa en los Tribunales Judiciales y centros de reclusión;

VIII. Intervenir en el patrocinio de los particulares que soliciten el servicio en los juicios civiles, familiares y mercantiles;

IX. En materia civil y familiar, elaborar las demandas y contestaciones en sus respectivos casos, así como cualquier otra promoción que se requiera;

X. Promover oportunamente el ofrecimiento y desahogo de las pruebas necesarias, los recursos e incidentes que procedan y en su caso el juicio de amparo;

XI. Tramitar los recursos de apelación interpuestos en contra de resoluciones dictadas en materia penal, civil, familiar y mercantil, expresando oportunamente los agravios que procedan;

XII. Acudir al llamado de los menores o de quienes ejerzan legalmente la patria potestad que requieran de sus servicios y brindarles la asesoría correspondiente, aceptar el cargo de defensor y comparecer a todas las diligencias; y

XIII. Las demás que la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de México, esta Ley y otras disposiciones legales le señalen.

Artículo 10.- La Defensoría de Oficio tendrá la obligación de asesorar y patrocinar a los indígenas en todos los casos en que lo soliciten sin importar la materia de que se trate.

Artículo 11.- El Director será nombrado y removido libremente por el Gobernador del Estado; el Subdirector, los coordinadores regionales, jefes de departamento, defensores de oficio y auxiliares serán nombrados y removidos por el Secretario General de Gobierno.

Artículo 12.- Para ser Director, Subdirector, Coordinador Regional, Jefe de Departamento y Defensor de Oficio se requiere:

I. Ser mexicano por nacimiento en pleno goce de sus derechos civiles y políticos;

II. Ser licenciado en derecho con título legalmente expedido y registrado ante la autoridad competente;

III. Contar con una edad mínima de 25 años al momento de su nombramiento;

IV. Tener por lo menos tres años de ejercicio profesional anteriores al cargo, salvo para el de Defensor de Oficio que será de un año;

V. No haber sido condenado por sentencia ejecutoriada como responsable de delito doloso, ni inhabilitado por responsabilidad administrativa;

VI. Para los defensores de oficio aprobar los cursos de formación y capacitación profesional de la institución;

En el caso de los jefes de los departamentos de Servicios Periciales, de Trabajo Social, de Informática y Estadística y Administrativo deberán contar con título profesional de carrera afín.

Artículo 13.- Para ser auxiliar de la Defensoría de Oficio se requiere:

I. Ser mexicano por nacimiento en pleno goce de sus derechos civiles y políticos;

II. Ser licenciado o pasante de derecho con cédula profesional expedida por autoridad competente; y

III. No haber sido condenado por sentencia ejecutoria como responsable de delito doloso, ni inhabilitado por responsabilidad administrativa.

CAPÍTULO SEGUNDO
DE LAS ATRIBUCIONES

SECCIÓN PRIMERA
DEL DIRECTOR

Artículo 14.- El Director tendrá las atribuciones siguientes:

I. Planear, organizar, dirigir, coordinar, controlar, supervisar y evaluar las actividades de la Defensoría de Oficio;

II. Dictar acuerdos y circulares y expedir manuales de organización y procedimientos;

III. Asignar el número de defensores que se requieran en las agencias del Ministerio Público, juzgados y Salas del Tribunal Superior de Justicia;

IV. Acordar la circunscripción y organización de las coordinaciones regionales;

V. Calificar los casos en que proceda el patrocinio en asuntos civiles, familiares, mercantiles y en materia de amparo así como las excusas de los defensores de oficio;

VI. Visitar periódicamente las agencias del Ministerio Público, los tribunales de adscripción de los defensores de oficio, los centros de prevención y readaptación social y el Consejo Tutelar para Menores y sus delegaciones, para cerciorarse del debido y honesto ejercicio de la función de la Defensoría;

Vll. Designar y remover libremente a los peritos, y trabajadores sociales en los asuntos de su competencia;

Vlll. Desahogar las consultas de las personas que acudan a la Dirección en demanda del servicio y las de servidores públicos de la institución relacionadas con sus funciones;

IX. Acordar con su superior jerárquico y con los servidores públicos de la institución sobre asuntos relacionados con ésta;

X. Acordar con su superior jerárquico el otorgamiento de estímulos y recompensas y la aplicación de sanciones disciplinarias;

XI. Conceder licencias al personal para separarse temporalmente de sus funciones;

XIl. Celebrar convenios con instituciones afines y académicas;

XIII. Establecer sistemas de formación, capacitación y actualización profesional;

XIV. Efectuar periódicamente reuniones con los servidores públicos de la institución para unificar criterios y evaluar su desempeño;

XV. Administrar los recursos de la institución;

XVI. Gestionar que se proporcionen las instalaciones, el mobiliario, equipo y demás elementos para el adecuado funcionamiento de la institución;

XVII. Procurar que los defensores de oficio cuenten con la asistencia del personal que requieran para el desempeño de su actividad;

XVIII. Delegar a sus subalternos cualquiera de sus atribuciones, a excepción de las que le señale el reglamento como indelegables;

XIX. Rendir a la Secretaría General de Gobierno dentro de los primeros cinco días de cada mes un informe de las actividades desarrolladas por la Dirección; y

XX. Las demás que esta ley y otras disposiciones le señalen.

SECCIÓN SEGUNDA
DEL SUBDIRECTOR

Artículo 15.- El Subdirector tendrá las atribuciones siguientes:

I. Acordar con el Director y ejecutar los actos que éste le señale;

II. Auxiliar al Director y supervisar las funciones de los jefes de departamento de la institución;

III. Suplir al Director en sus ausencias temporales;

IV. Supervisar la elaboración de las estadísticas de la institución; y

V. Comunicar a los servidores públicos de la institución los acuerdos, circulares y demás disposiciones de la Dirección y de las autoridades superiores.

SECCIÓN TERCERA
DE LOS COORDINADORES REGIONALES

Artículo 16.- Los coordinadores regionales de la Defensoría de Oficio tendrán las siguientes atribuciones:

I. Coadyuvar con el Director y el Subdirector a la observancia estricta de la presente ley;

II. Supervisar las defensorías de oficio de su región;

III. Coordinar con los defensores de oficio de su región las defensas asignadas, procurando una adecuada distribución tanto en los turnos como en el número de asuntos;

IV. Coordinar con los Jefes del Departamento la realización de sus actividades;

V. Hacer del conocimiento del superior las anomalías que detecte en el desempeño de los defensores de oficio de su región;

VI. Rendir a la Dirección dentro de los primeros tres días de cada mes un informe mensual de actividades;

Vll. Coordinar con el superior la suplencia de los defensores de oficio de su región;

Vlll. Vigilar que el servicio de la Defensoría de Oficio sea prestado en forma gratuita;

IX. Evaluar periódicamente las actuaciones de los defensores de oficio de su región; y

X. Las demás que esta ley y otras disposiciones legales les señalen.

SECCIÓN CUARTA
DE LOS JEFES DE DEPARTAMENTO

Artículo 17.- Son atribuciones del Jefe del Departamento de Seguimiento y Control las siguientes:

I. Llevar el control de las averiguaciones previas y el de los procesos penales, así como de los juicios civiles, familiares y mercantiles que la Defensoría de Oficio patrocine;

II. Supervisar las defensas especiales;

III. Plantear estrategias de defensa y patrocinio con los coordinadores regionales;

IV. Informar al Director dentro de los primeros tres días de cada mes sobre la marcha de los asuntos encomendados a la Defensoría de Oficio;

V. Atender y desahogar las consultas que le hagan los defensores de oficio; y

VI. Las demás que esta ley, otras disposiciones legales y la Dirección le señalen.

Artículo 18.- Son atribuciones del Jefe del Departamento de Servicios Periciales las siguientes:

I. Practicar los exámenes a los aspirantes a peritos;

II. Proponer a la Dirección a las personas que reúnan los requisitos para desempeñar el cargo de perito;

III. Promover periódicamente cursos de actualización y superación profesional y técnica;

IV. Dar curso a las peticiones de los defensores de oficio sobre la designación de peritos y nombrar a éstos para que dictaminen en la materia que les sea solicitada;

V. Cuidar que los dictámenes periciales se emitan conforme a los principios que rijan en la profesión, arte, ciencia o técnica sobre la que se dictamine;

VI. Acordar en su caso, con el Director, la asignación de peritos en los asuntos que patrocine la Defensoría de Oficio;

Vlll. Llevar la estadística de los dictámenes rendidos por el departamento a su cargo;

IX. Rendir a su superior jerárquico, dentro de los primeros tres días de cada mes, un informe de sus actividades; y

X. Las demás que esta ley, otras disposiciones legales y la Dirección le señalen.

Artículo 19.- Serán obligaciones del Jefe del Departamento de Trabajo Social las siguientes:

I. Seleccionar y supervisar al personal de su departamento;

II. Aprobar los cuestionarios para la práctica de los estudios socioeconómicos;

III. Evaluar y autorizar con su firma los estudios socioeconómicos;

IV. Acordar con el Director sobre la procedencia de la prestación del servicio de la Defensoría, como resultado de los estudios practicados;

V. Aportar los datos de las actividades de su departamento, para la integración de la estadística de la institución;

VI. Rendir a su superior jerárquico dentro de los primeros tres días de cada mes un informe de sus actividades; y

Vll. Las demás que esta ley, otras disposiciones legales y la Dirección le señalen.

Artículo 20.- Son atribuciones del Jefe del Departamento de Informática y Estadística, las siguientes:

I. Planear, organizar, coordinar, supervisar y controlar las actividades de su departamento;

II. Diseñar, elaborar y operar los sistemas y programas necesarios para el servicio de la institución;

III. Integrar, organizar y controlar el archivo de la institución;

IV. Integrar la estadística de la Defensoría de Oficio; y

V. Las demás que le asigne el Director.

Artículo 21.- Son atribuciones del Jefe del Departamento Administrativo las siguientes:

I. Planear, organizar, supervisar y controlar las actividades relacionadas con la administración de recursos materiales y financieros así como del personal administrativo;

II. Atender las necesidades materiales de la institución y optimizar el manejo de los recursos;

III. Rendir a su superior jerárquico dentro de los primeros tres días de cada mes un informe de sus actividades; y

IV. Las demás que le asigne el Director.

TÍTULO TERCERO
DE LOS DEFENSORES DE OFICIO, AUXILIARES, PERITOS Y TRABAJADORES SOCIALES

CAPÍTULO PRIMERO
DE LOS DEFENSORES DE OFICIO

Artículo 22.- Serán obligaciones de los defensores de oficio, atendiendo al área de su adscripción, las siguientes:

I. Asumir la defensa del inculpado cuando éste lo nombre o lo designe el Ministerio Público o el Juez de la causa y comparecer a todos los actos de la averiguación previa o del proceso en que se requiera su intervención;

II. Asistir diariamente al Ministerio Público o a los juzgados y salas de su adscripción y permanecer en ellos el tiempo necesario para el desempeño de su función;

III. Estar presente e intervenir en todas las diligencias y etapas de la averiguación previa y de los procesos inherentes a la defensa;

IV. Gestionar la libertad de sus defendidos procurando que las fianzas sean asequibles, así como promover las de interés social, previo estudio socioeconómico;

V. Concurrir cuando menos una vez a la semana, a los centros preventivos y de readaptación social de su adscripción a entrevistarse con los inculpados cuya defensa tengan a su cargo, debiendo recabar constancia de cada entrevista;

VI. Proponer ante la dirección general, las medidas que tiendan a mejorar la situación de sus defendidos o patrocinados;

Vll. Asumir el patrocinio de los asuntos del orden civil, familiar y mercantil que les sean asignados;

Vlll. Promover en todas las etapas procedimentales las pruebas necesarias, atendiendo a un desahogo, así como la interposición de los recursos e incidentes que procedan y en su caso, el juicio de amparo;

IX. Coordinar y supervisar las actividades de los auxiliares de su adscripción;

X. Llevar un libro de registro de los asuntos a su cargo;

XI. Llevar un expediente de cada uno de los asuntos que patrocinen;

XII. Informar al Jefe de Departamento de Seguimiento y Control sobre los asuntos en que intervenga;

XIII. Rendir mensualmente informe a su coordinador regional sobre sus intervenciones efectuadas, proporcionando los datos necesarios para la estadística correspondiente;

XIV. Informar oportunamente a los interesados sobre la marcha de sus asuntos;

XV. Conceder en horarios de oficinas audiencias a sus patrocinados y, en su caso, a los interesados; y

XVI. Guardar el secreto profesional en el desempeño de sus funciones.

CAPÍTULO SEGUNDO
DE LOS AUXILIARES DE LOS DEFENSORES DE OFICIO

Artículo 23.- Serán obligaciones de los auxiliares de los defensores de oficio las siguientes:

I. Asistir diariamente a la defensoría de su adscripción y auxiliar al defensor de oficio en el ejercicio de sus funciones;

II. Las demás que les señalen esta ley y sus superiores jerárquicos.

CAPÍTULO TERCERO
DE LOS PERITOS

Artículo 24.- Serán obligaciones de los peritos las siguientes:

I. Dictaminar en las materias que lo requieran los defensores de oficio;

II. Rendir oportunamente los peritajes que les sean solicitados por los defensores de oficio en el desempeño de su cargo y acudir en su caso, a la junta de peritos;

III. Ajustar sus dictámenes a los principios que rijan en la profesión, arte, ciencia, técnica u oficio sobre el que deba versar el dictamen, así como a las disposiciones previstas por los Códigos de Procedimientos Penales y Civiles del Estado; y

IV. Las demás que sus superiores jerárquicos les señalen.

CAPÍTULO CUARTO
DE LOS TRABAJADORES SOCIALES

Artículo 25.- Serán obligaciones de los trabajadores sociales las siguientes:

I. Llevar a cabo los estudios socioeconómicos que se les encomienden para determinar si los solicitantes del servicio de la Defensoría de Oficio en materia civil, familiar y mercantil se encuentran en los supuestos de esta Ley;

II. Proporcionar a los defensores de oficio los estudios socioeconómicos relacionados con los inculpados o internos cuando le sean requeridos;

III. Auxiliar a los internos y a los defensores de oficio en el trámite de fianzas de interés social;

IV. Mantener comunicación con los internos y procesados en libertad, con la finalidad de atender los problemas que se presenten en los aspectos familiar, social, laboral y cultural, en especial cuando se trate de indígenas;

V. Canalizar a los inculpados que lo requieran ante instituciones de asistencia social u otras similares;

VI. Auxiliar a los defensores de oficio en la gestión para obtener la liberación de sentenciados; y

Vll. Las demás que sus superiores jerárquicos les señalen.

TÍTULO CUARTO
DE LAS SUPLENCIAS, LICENCIAS Y EXCUSAS

CAPÍTULO PRIMERO
DE LAS SUPLENCIAS Y LICENCIAS

Artículo 26.- El personal de la Defensoría de Oficio será suplido en sus faltas temporales de la siguiente manera:

I. El Director por el Subdirector;

II. El Subdirector por el Coordinador de Región que se designe;

III. Los Coordinadores por el Jefe de Departamento que se designe;

IV. El Jefe de Departamento por el Defensor de Oficio que se designe;

V. Los defensores de oficio por otro defensor de oficio; y

VI. El personal restante por quien designe el Director.

Artículo 27.- Las licencias que soliciten el Director y el Subdirector, con o sin goce de sueldo, deberán ser autorizadas por el Secretario General de Gobierno.

Artículo 28.- El Director podrá conceder licencias al personal de la institución en términos de la ley de la materia.

CAPÍTULO SEGUNDO
DE LAS EXCUSAS

Artículo 29.- Los defensores de oficio deberán excusarse cuando:

I. Tengan parentesco sin limitación de grado o relación de amistad, trabajo o respeto con el ofendido o la contraparte;

II. Hayan presentado por si, o su cónyuge o parientes, querella o denuncia en contra de alguno de los interesados, o del inculpado;

III. Hayan patrocinado en algún asunto al ofendido o a la contraparte;

IV. Tengan pendiente un juicio contra uno de los interesados;

V. Sean deudores, socios, arrendatarios o arrendadores dependientes del ofendido o de la contraparte;

VI. Sean o hayan sido tutores, curadores o administradores de los bienes del ofendido o de la contraparte;

Vll. Sean herederos, legatarios, donatarios o fiadores del ofendido o de la contraparte;

Vlll. Sean el cónyuge del defensor de oficio o alguno de sus descendientes en primer grado acreedores, deudores o fiadores del ofendido o de la contraparte;

IX. Acepten presentes o hayan recibido servicios por parte del ofendido o de la contraparte;

X. Hayan asistido durante la tramitación del asunto a convite que les hubieran dado o costeado especialmente el ofendido o la contraparte;

XI. Hayan sido abogados, procuradores, peritos o testigos del ofendido o de la contraparte en el negocio de que se trate; o

XII. Se presenten reiteradas muestras de desconfianza de parte del inculpado o patrocinado o reciba de su parte ofensas que afecten la objetividad en la defensa;

Artículo 30.- Las excusas de los defensores de oficio deberán ser calificadas por el Director.

Artículo 31.- Si existe un motivo para que el Defensor de Oficio se excuse y no lo hace, el Director lo sustituirá por otro en el conocimiento de la causa o expediente de que se trate, independientemente de la responsabilidad en que incurra.

TÍTULO QUINTO
DE LOS EXAMENES DE ADMISIÓN

Artículo 32.- Para obtener una plaza de Defensor de Oficio es indispensable presentar examen de admisión conforme a las bases establecidas en la convocatoria respectiva.

TÍTULO SEXTO
DE LAS FIANZAS DE INTERES SOCIAL

Artículo 33.- La Defensoría de Oficio podrá, con cargo a un fondo público, apoyar a los inculpados de escasos recursos con el otorgamiento de fianzas de interés social.

Artículo 34.- Para que pueda ser tramitada una fianza de interés social es necesario que el defensor de oficio verifique que el inculpado satisface los siguientes requisitos:

I. Que tenga designado a un Defensor de Oficio;

II. Que sea de escasos recursos económicos; y

III. Que el monto de la fianza fijado por un Juez, quede comprendido dentro del límite autorizado por el Gobierno del Estado.

TÍTULO SÉPTIMO
DE LOS ESTIMULOS Y SANCIONES ADMINISTRATIVAS

CAPÍTULO PRIMERO
DE LOS ESTIMULOS Y DE LA PRESEA "GUILLERMO MOLINA REYES"

Artículo 35.- El personal de la Defensoría de Oficio tendrá derecho a ser reconocido mediante estímulos honoríficos, preseas y numerario, cuando su desempeño y servicios prestados a la institución lo ameriten.

Estos estímulos y reconocimientos serán independientes de los considerados por otras leyes.

Artículo 36.- Se instituye la Presea "Guillermo Molina Reyes" que se otorgará a quien se distinga por su perseverancia, responsabilidad, eficiencia y por la realización de actos relevantes en favor de sus representados.

La presea consistirá en medalla de oro, diploma y el numerario que autorice el Ejecutivo del Estado.

La presea será entregada anualmente por el titular del Poder Ejecutivo del Estado.

Artículo 37.- La presea se otorgará a quien resulte seleccionado de entre una terna propuesta por el Director y calificada por un jurado integrado exprofeso.

CAPÍTULO SEGUNDO
DE LAS SANCIONES ADMINISTRATIVAS

Artículo 38.- El Director, el Subdirector, los coordinadores regionales, jefes de departamento, defensores de oficio, auxiliares, peritos, trabajadores sociales y personal administrativo serán responsables de las faltas administrativas en que incurran en el ejercicio de su cargo y empleo, y se les aplicarán las sanciones que en su caso señala la Ley de Responsabilidades para los Servidores Públicos del Estado y Municipios del Estado de México.

Artículo 39.- En el caso de que la conducta del servidor público constituya delito, se formulará denuncia ante el Ministerio Público, para los efectos legales consiguientes.

Artículo 40.- Los defensores de oficio deberán abstenerse de recibir por sí o por interpósita persona dinero, regalos o cualquier otro tipo de dádivas por el desempeño de su cargo.

Artículo 41.- El Director, el Subdirector, los coordinadores regionales, los jefes de departamento, los defensores de oficio y los auxiliares no podrán desempeñar otro cargo, empleo o comisión, salvo los de carácter docente.

Artículo 42.- Los defensores de oficio no podrán ejercer la abogacía sino en causa propia, de su cónyuge, concubina, hermanos, adoptado o parientes consanguíneos en línea recta sin límite de grado.

T R A N S I T O R I O S

PRIMERO.- Publíquese este decreto en la Gaceta del Gobierno.

SEGUNDO.- La presente ley entrará en vigor al día siguiente de su publicación en la Gaceta del Gobierno.

TERCERO.- Se abroga la Ley de la Defensoría de Oficio del Estado de México del 7 de diciembre de 1951, publicada en la Gaceta del Gobierno el 26 del mismo mes y año.

TABLA DE REFORMAS Y ADICIONES


APROBACIÓN: 19 de enero de 1995.
PROMULGACIÓN: 19 de enero de 1995.
PUBLICACIÓN: 20 de enero de 1995.
VIGENCIA: 21 de enero de 1995.